2014/08/20

El Perdón



Perdonar no es tanto un beneficio para otro sino la posibilidad de comprenderlo y la oportunidad de favorecerse a uno mismo.

El perdón es la capacidad de dar amor, de superar el odio, de vencer el rencor y el  resentimiento y de entender sin razones.  El perdón  libera, brinda paz interior y proporciona la fortaleza necesaria para empezar de nuevo.

Nélson Mandela es el máximo ejemplo del perdón.  Estuvo preso durante 27 años por luchar contra la discriminación racial en Sudáfrica y cuando fue liberado, no sólo perdonó a sus enemigos sino que convenció a todos los habitantes de su país para que hicieran lo mismo.

En Ruanda, Immaculée Ilibagiza sobrevivió milagrosamente a uno de los más monstruosos genocidios de la historia, perpetrado por los hutu, una etnia mayoritaria que asesinó a casi un millón de personas pertenecientes a una raza minoritaria, los tutsi.

La masacre cobró las vidas de sus padres y de dos de sus hermanos;  el tercero se salvó porque estaba estudiando en Senegal.

Immaculée permaneció escondida junto a otras siete mujeres,  durante tres meses, en la casa del pastor Murinzi, amigo de su familia, en un pequeño baño oculto detrás de un armario.

Cuando regresó a su pueblo, después de la masacre, pudo perdonar al hombre que había matado a su familia, que estaba en prisión;  y a partir de ese momento se convirtió en un ejemplo de amor que recorre el mundo llevando su mensaje de paz.

Después del genocidio trabajó para la ONU en Estados Unidos, se casó, tuvo dos hijos, escribió el libro “Sobrevivir para contarlo” que fue récord de ventas y luego decidió dedicarse a viajar para dar conferencias y difundir de ese modo su forma piadosa de ver la vida.

Immaculée llegó a cuestionarse su fe, sin embargo, está convencida que fueron sus plegarias las que finalmente la ayudaron a sobrevivir y a salvarse.

El perdón cura las heridas emocionales, los traumas psicológicos, y los males físicos, transforma la perspectiva de la vida y eleva el nivel de conciencia; porque es el rencor, el resentimiento y la necesidad de venganza lo que termina volviéndose en contra de uno mismo y nos destruye poco a poco.

Malena

Más información: “Sobrevivir para contarlo”;  Immaculée Ilibagisa. 

3 comentarios:

  1. Hola, Malena! Qué tal? 😚 Gracias por su atención, también con mi hermano! Que el correo no me daba acceso y no pude decírselo! 🙂

    Mira, te escribo esto aquí porque la página de terapia de grupo es para ayudarnos entre todos, ya sé...

    Hace un rato sentí un sentimiento de rencor muy fuerte. Le compré una bicicleta a una chica y la traje en taxi.Porque no tengo costumbre de hacer gimnasia y me puede dar un golpe un coche también. Todo fue bien.

    Pero, al llegar a la puerta de arriba de mi casa recordé una cosa que me pasó. Una vez,hace muchos años veinticinco por ahí compré una cosa a una persona y la traje en taxi. El taxista era malo por no poner aquí un insulto fuerte.

    Por lo visto le había llegado mi fama de ladrón. Y creía el tío que yo era así en todos lados. No solo en unos grandes almacenes. Paré el taxi lo insulto y le digo lo que estaba haciendo porque creo que él me preguntó. Y se puso a parar por la carretera a decirle a los viejitos, oiga esto sabe si es robado? Mostrándole lo que yo llevaba. Ellos le decían que no sabían.

    Yo intentaba ser amable y el mierda sonreía con burla y desprecio todo el trayecto con la mano tapándose la boca.

    Cuando llegamos a mi casa me dijo, como me paré por sitios no te cobro todo. Yo dije, no pasa nada. Y lo cobró. Todo sin dejar de poner cara falsa y burletera. Y sin mirar a los ojos.

    Pues hoy que vine en taxi con una cosa recordé eso. Me llené de odio. A lo mejor lo que voy a lograr es que me siente mal el almuerzo. Que comí con ese sentimiento.

    Yo sé que si tú hurtas en los grandes almacenes te tienen por ladrón. Pero lo que me hizo el HP aquel fue mucho.

    Tu crees que alguien que actúa así tiene su castigo por la vida? Qué aquél hombre mierda tendrá un defecto y obrará mal y le harán lo mismo?

    Hoy en día la sociedad española es corrupta. una mitad roba a la otra mitad creo yo. Y yo he aprendido. Hurtar está mal. Lo que hace un sector de la gente que gobierna está mal. Mucha gente va de ida, y yo voy de vuelta. Estoy mejor que muchos.

    Necesito un amigo. En aquella época necesitaba un amigo mucho. Y a veces recibía las consecuencias de mis actos pasados. Como todo quisque. Ya.

    Mira esto que me pasó hoy. 🙂 Pedí el taxi. esperaba. Y salieron de una obra los albañiles. Me dijeron, vamos de camino. te llevamos. Ahora que esperaba el taxi pedido por teléfono me salen aquella gente!

    Parece que el demonio está siempre queriendo hacer daño! La chica taxista no encontraba la calle. Por eso se retrasó. Me dijo después.

    Nadie se ofrece. Hasta que hay un trato.

    Cómo cuando estás emparejado y te vienen a ligar. Quieren que le des el amor que preparas para tu pareja a él o ella. Yo soy un poco así. Ligón. Aunque si hay respuesta para eso me da vergüenza.

    No somos perfectos. Y el demonio tienta. Sé Junta las dos cosas y agüita!

    Hasta mañana, guapa

    Ay, gracias, saludos, un abrazo


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. hola Pablo, justamente el último sermón que escuché en misa se relacionaba con las personas que hacen el bien pero que siempre están esperando algo a cambio, pero si el bien es dado de esa forma no tiene valor porque es como un negocio.
    Según el sermón el único que hace el bien a la gente es Dios aunque todos seamos pecadores, sin esperar que seamos perfectos.
    Vivimos en un mundo cruel, deshumanizado y perverso, todos nosotros, no solamente tu, la gente es egoísta y piensa sólo en sí misma y muy pocos son los que dan sin pedir nada a cambio.
    Sin embargo creo que hay que seguir creyendo que todavía hay gente buena y desinteresada. saludos, malena

    ResponderEliminar
  3. Hola Malena! Que tal? Yo hoy di la primera clase de canto. Bueno la recibí. Resulta que el maestro creo que es primo mío. Se parece a mi abuelo materno. Y tiene el mismo apellido y su familia viene de la misma zona que la familia mía. Mañana si Dios quiere tenemos la segunda clase. Son gratuitas. Es para el coro de la iglesia. Quiere hacer un grupo de cantantes.

    Es un poco confianzudo. Tanto que nos besamos en la cara de saludo. En la iglesia muchos son así. Hay de.todo. allí está el.hombre que me dice ladrón en la tienda indirectamente. Me da miedo eso. Vergüenza.

    Y resulta que ese hombre me.dijo el maestro de canto que coge dinero del cepillo para él. Ladrón dice. Se.conquista al cura para sacarselo supongo.

    Esto lo dejó ver el maestro en la iglesia. Dijo algo y yo comprendí eso. Por lógica.
    Tiene cara de malo el ayudante de la parroquia. De infeliz y de gana de fastidiar no se.

    Nadie es perfecto. Todos pecamos. Unos más otros menos. Pero pecamos. O.cometemos errores. Se dice también.
    Perdonar. 🙂 perdonarme.
    Perdonarme ...Porque hice eso? Estaba trastornado. Tenia necesidades. Soy imperfecto. Como todos.

    Un saludo gracias
    Pablo Manuel

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!