2015/08/13

China importa el 70% de la basura electrónica del mundo - Psicología Malena Lede



La basura que hacemos todos, afecta el medio ambiente a nivel mundial, los océanos, la tierra y el aire.

Los cambios, en una sociedad muy sensible económicamente y con un equilibrio muy inestable, son difíciles y también resulta lenta la asimilación de la población a este proceso.

Poco a poco la gente se está acostumbrando a separar los residuos en reciclables y en biodegradables, pero aún falta mucho para que este hábito quede arraigado para siempre.

El país que produce mayor cantidad de bienes, que consume más combustible y que hace más basura es Estados Unidos, donde miles de aparatos electrónicos, computadoras y celulares se convierten en chatarra todos los días.

¿Qué hacer con estos residuos que tal vez la naturaleza consiga degradar dentro de cinco mil años?

Afortunadamente el ingenio del hombre no tiene límites ya que no sólo se está logrando resolver en gran parte este problema, sino que a la vez se ha convertido en una fuente de ingresos millonaria, una industria poderosa y en una posibilidad de trabajo para miles de personas en el país más densamente poblado del mundo que es China.

Estados Unidos es el mayor importador del mundo, porque no solamente importa productos para consumo interno sino que actúa como intermediario y vende gran parte de lo que importa al resto del mundo.

China es uno de sus principales clientes, ya que gran cantidad de compañías norteamericanas tienen fábricas en ese país por ser la mano de obra más barata.

Todos los días una fila de barcos con contenedores repletos de mercaderías, zarpan desde China hacia los Estados Unidos para satisfacer sus demandas.

Pero esos barcos no vuelven vacíos, vuelven llenos de basura electrónica para reciclar.

Cables, pilas y aparatos son reducidos por completo y todos los metales, como el cobre y el oro, entre otros, más los plásticos que contienen son totalmente aprovechados.

Los empresarios chinas que se dedican a este negocio se han hecho millonarios, han creado numerosas fuentes de trabajo y han iniciado de la nada una industria sólida que está resolviendo el problema de la basura electrónica.

Cuando me enteré hace bastante tiempo, a través de un medio televisivo, que Estados Unidos estaba mandando basura a China, pensé que se trataba de un negocio clandestino destinado a enterrar desperdicios lo más lejos posible, ya que las noticias por televisión suelen ser parciales y mal interpretadas fuera de contexto.

Afortunadamente, me acabo de enterar por medio de una información más detallada, que se trata de un negocio legal, beneficioso para ambos países y para el mundo.

Malena
Fuente: Documental - Canal WOBI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!