2015/11/04

Quiero ser "alguien" - Psicología Malena Lede



Cada persona que existe en el mundo es "alguien" diferente, único e irrepetible; se interesa por algo en particular, le gusta vivir y relacionarse de cierta forma, frecuentar a algunas personas y no a otras, tiene una personalidad con características innatas y adquiridas, determinada manera de ser, de vestir, de hablar y de obrar, un cuerpo y una cara diferentes, un nivel de educación y cultura y por supuesto, huellas digitales distintas.

En realidad, son innumerables las diferencias entre una persona y otra, si tomamos en cuenta cada una de sus características físicas, orgánicas y personales, sus habilidades específicas, su forma de pensar, sus ideas políticas, etc.etc.etc.

Desde que nace, una persona es "alguien", por muchas razones. Es un ser humano con un nombre y apellido que la distingue del resto; y si ha tenido un hogar, padres que la cuidaron y acceso a la educación, tiene también la oportunidad de desarrollar todo su potencial según sus cualidades para poder participar de la mejor manera en la sociedad en que vive.

Sin embargo, no todos aprovechan las oportunidades que tienen cuando son jóvenes ni están dispuestos a hacer el esfuerzo necesario para ser buenos en algo, pero sí desean por sobre todas las cosas ser populares, conocidos,admirados y amados.

Ser "alguien" no es lo mismo que ser igual a otro, ser "alguien" es ocupar su lugar en el mundo haciendo lo que a cada uno le gusta hacer y le sale mejor y siendo fiel a si mismo.

La popularidad y la fama no es necesaria para ser "alguien", porque para serlo se necesita solamente ser la persona que uno es.

Alcanzar el éxito en estos días no es mérito de una sola persona excepcional sino el esfuerzo de muchas personas que creen en ella como una buena mercancía que en un determinado momento se puede vender bien.

Hay muchos capaces de hacer bien lo que saben, pero que no llegan a ser ni populares ni famosos, porque la fama no es gratis, sólo es para aquellos que están dispuestos a pagar un alto costo por ella.

La vida de los famosos no siempre es un un jardín de rosas sino que puede llegar a ser muy cruel. Suele obligar a los ídolos del público a renunciar a ser quienes son y convertirse en quienes los demás quieren que sean, cuando eso es lo que exigen las leyes del marketing. Por eso, la fama aunque es embriagadora, puede ser tan perniciosa como el alcohol.

Los famosos que han alcanzado la fama llegan a anhelar estar solos y encontrar un lugar donde nadie los conozca para poder ser personas normales y ser amadas como los demás y eso que puede ser accesible para cualquier moral, no es fácil cuando se tiene éxito.

Sean felices siendo quienes son, valoren lo que tienen y no envidien el éxito que tienen otros, porque la fama y la popularidad que anhelan, puede convertirse en una pesada carga difícil de llevar.

Malena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!