2017/03/01

La Homeopatía - Psicología Malena Lede




Además de contar con el sistema médico tradicional, centrado en la curación del cuerpo; la búsqueda del bienestar humano ha logrado que sean aceptados otros métodos curativos no convencionales que han demostrado a lo largo de muchos años ser una solución, no sólo para restablecer la salud del cuerpo sino también para recobrar la armonía entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

La homeopatía, contempla al paciente en su totalidad, sus enfermedades, estados de ánimo, costumbres y estilo de vida y utiliza distintas técnicas que intentan eliminar los aspectos que alteran su bienestar, mediante el refuerzo de las defensas naturales del cuerpo.

Para la homeopatía no existen enfermedades sino enfermos, cada uno con una patología única y distinta, aunque padezcan de la misma dolencia.

El objetivo de la homeopatía es restablecer la energía vital del sujeto con sustancias que no provocan efectos colaterales.

El principio de semejanza en que se basa la homeopatía, parte del supuesto que las enfermedades pueden ser curadas con una sustancia que, en dosis infinitesimales, puede producir en individuos sanos los mismos síntomas que la enfermedad y habiéndose comprobado que pequeñas dosis de medicamento ejercen sobre el sistema de defensa del organismo una acción positiva, tratamiento totalmente opuesto a las prácticas médicas convencionales.

Cabe destacar que la idea de tratar lo semejante con lo semejante también se encuentra instrumentada por la medicina tradicional para el tratamiento del cáncer con quimioterapia, medicamento tóxico que destruye las células y que también es canceroso.

La ley de curación homeopática representa el proceso que promueve la recuperación del cuerpo a partir de la mejoría que experimenta el paciente, el buen funcionamiento de sus órganos vitales, su equilibrio emocional y finalmente la desaparición de las patologías de la piel, las mucosas y las articulaciones; o sea que la curación es de adentro hacia afuera y de un órgano vital hacia otro secundario.

Aunque la homeopatía no pudo descifrar cuál es la causa última de las enfermedades,  reconoce que existe un factor en los seres vivos que no es ni material ni energético, o sea un principio vital encargado de sostener y armonizar las funciones de todo ser vivo, que sin participación del pensamiento pueden desequilibrarse,  debido a influencias externas o internas.

Los medicamentos homeopáticos actúan primero sobre el principio vital y luego sobre los órganos afectados.

Las dosis infinitesimales responden a la teoría de la materia que sostiene que esa dilución extrema es la que hace posible la liberación de la reserva de energía que contienen los átomos, provocando que la importancia de sus efectos físicos sea mayor que la acción casi nula de sus componentes químicos.

En América, países como Canadá y México consideran a la Homeopatía un método de curación oficial; y en Europa, es una práctica plenamente aceptada, principalmente en Inglaterra y Francia.

Para más datos sobre la difusión en el mundo del ejercicio de esta práctica, se pueden consultar las más recientes estadísticas.  

Malena Lede - Psicóloga
Fuente: "Homeopatía práctica - Una alternativa eficaz para conservar su salud" Javier Xuaráu 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!