2017/12/27

COMPRAS COMPULSIVAS - http://psicologia-malenalede.blogspot.com


Normalmente, compramos cuando necesitamos algo o a veces para satisfacer algún capricho ocasional;  la patología comienza cuando comprar se convierte en una adicción que puede terminar con las relaciones y con la cuenta bancaria.

Lo malo de todo esto es que cada vez que un comprador compulsivo  compra algo, inmediatamente pierde el interés en ese objeto que generalmente va a parar a algún lugar que seguramente está atestado de otros objetos que también han sido relegados al olvido.

Los compradores compulsivos no pueden resistir el impulso de poseer lo que creen necesitar pero una vez adquiridos muy pronto se desvanece la ilusión por ellos.

Estas personas suelen ocultar las cosas que compran y como se avergüenzan de su conducta tampoco se atreven a hablar de ello.

Las compras son una manera de mejorar el humor y de levantar el ánimo y a veces es una forma de recompensa por el trabajo realizado.  Sin embargo, con el tiempo se transforman en un serio problema que exige un tratamiento.

Los compradores compulsivos casi nunca utilizan los artículos que compran y es común que ni siquiera abran  el paquete y lo guarden cerrado.

Las compras por internet son preferidas porque mantienen el anonimato y les evita estar dando explicaciones.

Comprar es un modo de evadirse de la realidad, de eludir los conflictos y de olvidar las cosas desagradables.

Sin embargo el efecto placentero que les produce comprar suele ser breve, porque cuando tienen que pagar ya comienza a aparecer el arrepentimiento y la culpa y los problemas que se quisieron evitar vuelven con mayor fuerza.

Algunas personas llegan a cometer delitos para satisfacer su avidez por comprar, firmando cheques sin fondos o utilizando documentos de otros.

Esta conducta de comprar en forma descontrolada y de los daños colaterales que produce, sin embargo los que padecen de este hábito no pueden resistir el impulso.

Numerosos estudios indican que un 80% de los pacientes diagnosticados como compradores compulsivos son mujeres; sin embargo este trastorno obsesivo compulsivo también lo padecen los hombres.

Las terapias conductistas pueden revertir este hábito, así como cualquier otra adicción que afecte el desarrollo normal de la vida de una persona.

Malena Lede - Psicóloga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!