2017/12/23

TERAPIA DE LA IMAGINACIÓN GUIADA - http://psicologia-malenalede.blogspot.com




La técnica de la imaginación guiada es una práctica de visualización que  puede resultar muy útil en casos de pacientes que han sufrido  experiencias traumáticas que han provocado un deterioro de su autoestima y de su autoimagen corporal.

Es una forma de depuración mental que alivia la sensación de sentirse sucio y los sentimientos de asco que presentan particularmente las víctimas de abuso sexual.

Estas personas que han vivido esas experiencias en la infancia, es frecuente que mencionen que se sienten sucias o contaminadas.

Esta sensación también produce problemas de relación y también la obsesión por lavarse. 

Estudios realizados por escuelas de orientación conductista centradas en la modificación de la conducta, indica que una terapia de imágenes mentales en la que participan la lógica y la emoción puede aliviar esos sentimientos negativos que irrumpen en la mente produciendo comportamientos obsesivos.

En la Universidad Goethe, en Francfort del Meno, Kerstin Jung y Regina Steil, practicaron una psicoterapia breve de objetivos limitados que incluía solamente dos sesiones, una inicial y otra de refuerzo.

Luego de exponer en detalle sus pensamientos, los pacientes que participaron explicaban lo que sentían, cuándo y dónde los dominaban esas ideas y en qué medida sus vidas se veían afectadas.

Se les indicó a cada uno que se ocupara en informarse por Internet sobre el tiempo que necesitan las células de todo el cuerpo para renovarse y  luego que trataran de calcular cuántas veces las células de las partes de sus cuerpos afectadas por el suceso traumático se habían renovado.

De esta forma, los pacientes pueden tomar conciencia tanto lógica como emocionalmente de que ninguna de las células de su cuerpo actual participó de esa experiencia.

También se les indicó que realizaran el ejercicio de imaginarse que podían despojarse de la piel contaminada como si se estuvieran desvistiendo y que la cambiaban por otra.

Se pudo observar que este tratamiento redujo sensiblemente los sentimientos de suciedad y asco de las víctimas de abuso sexual y los síntomas de los trastornos postraumáticos.

Por lo tanto se llegó a la conclusión que la información objetiva y las imágenes mentales pueden modificar las emociones resultando útiles para el tratamiento de estos trastornos.

Malena Lede – Psicóloga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!