2018/03/28

LA VIDA "LIGHT" - Psicología Malena Lede


La ansiedad promueve la acción y ésta favorece los cambios culturales y sociales con la ayuda de  nuevos inventos.

Inventar ofrece la posibilidad de cambiar lo nuevo por lo viejo, o sea de mejorar lo anterior de tal forma que todos quieran tenerlo. Lo nuevo tiene forzosamente que desplazar lo viejo que necesariamente debe resultar inútil y antiguo.

Si observamos bien a nuestro alrededor la imperiosa búsqueda del cambio no se reduce solamente a los avances tecnológicos sino también al trabajo, la moda, los juguetes, los accesorios,las joyas, los lugares de esparcimiento, los destinos turísticos, las parejas, etc.

Los edificios se diseñan para que la gente no viva allí mucho tiempo, para que eventualmente puedan ser modificados, los autos para que duren poco y todo lo que se fabrica intenta cubrir principalmente necesidades transitorias, para mantener relaciones efímeras, como si no hubiera futuro y se temiera un apocalypsis.

El desarraigo hace que la gente opte por cambiar de trabajo, se mude de un lugar a otro y pierda a los amigos, a la novia y hasta a los hijos.

Los perfiles laborales también cambian, cada vez más son preferidas las personalidades agresivas y rápidas que generan buenos negocios en poco tiempo y se dejan de lado quienes amenazan con detener esa marcha acelerada hacia el progreso.

La identificación con la empresa ya no se valora porque sólo se tienen en cuenta las ganancias y el hecho de que las personas se pueden cambiar por otras.

Lo que se puede observar,  es que con este estilo de vida se puede eludir fácilmente el compromiso y la culpa, obteniendo un nuevo sentido de libertad no conocido que puede hacer sentir a la gente muy cómoda.  Debe ser por eso que hoy en día son pocos los que todavía llaman a su madre.

La realidad es que vivir el presente justifica emprender únicamente obligaciones transitorias, sin futuro ni pasado, centradas en el aquí y ahora.

Es como si de pronto todos se hubieran dado cuenta de lo limitado de la vida y entonces creyeran que pueden vivir sin valores ni ataduras y les resultara lo mismo cualquier cosa, porque creen que eso no tiene ningún costo y que todo se olvida muy pronto y a nadie le importa.

Así nos estamos convirtiendo en estrellas fugaces dispuestos a aparecer y desaparecer sin hacer ruido y sin dejar ninguna huella a su paso, vacíos por dentro y por fuera llenos de cosas.

Malena Lede - Psicóloga     




3 comentarios:

  1. Hola Malena! Buenas noches! Qué tal? Me he dado cuenta que yo necesito querer a Dios. Amarlo.
    De eso a veces nos olvidamos la gente. Soledad. Incomunicación.

    Yo que soy religioso es decir me gusta la Iglesia a veces repito lo que dice mi hermano David de los curas, que los odia.

    Parece que no tengo derecho a ser yo. Mi padre quiere que seamos lo que quiere él. Por lo visto raro es el padre de otro modo.
    Yo me he sorprendido siendo así con mis sobrinas. Queriendo que sean lo que yo quiero. Y soy el tio! Asi se enferman un poco las muchachas de la mente, me doy cuenta ahora.

    A veces pienso asi un poco en trabajar con niños y adolescentes con problemas mentales como yo. Ayudarles. Lo que creo que podría cagarla yo. Con mis impulsos y demas ejem.

    Si echo un vistazo a mi sala de estar donde escribo esto. Hay unos cuantos cacharros. Teléfono inalámbrico, televisor, DVD, router, radio, CDs,... todo cosas para sentirnos queridos. El teléfono para hablar con amigos y familiares, la radio para oir sentimientos, el DVD para ver gente queriendose en las películas...y cada vez mas solos.

    Siento culpa. Porque esta culpa? Porque he hecho cosas mal. Como todo quisque.

    A veces creo que la soledad y no comunicarte contigo mismo da como resultado cometer delitos. Y no sentirnos culpa. Toda la culpa que no sentí hace muchos años la siento ahora. Y ahora no hago nada malo.

    🙂

    Hoy fui sincero con mi primo. Le dije porqué me aleje de él.Porque no vi mucho cariño de ellos. El.dice que no. Que no veia roces. Claro si yo no me enfadaba. Tragaba y tragaba.
    Hasta que me fui.

    Ahora que tengo gente sincera me animo mas a ser sincero. Es perder el tiempo estar con un amigo falso. Y a veces te juntas con tantos así falsos será como yo. Que vas al menos falso. Yo no sabía amar hace años. Era chico. Y soy algo falso. El rencor a la gente me hace asi.

    Bueno hasta luego Malena 🙂 hoy vi mujeres parecidas a ti y me acordé de ti. Saludos suerte!

    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. Hola Malena me parece que en el tercer mundo pasa lo.contrario que aqui en el primero. La gente.mas llena el corazón y menos cosas por fuera.

    La gente aquí sacrificamos muchas cosas por el dinero. Y me dan.ideas ahora de ser asi. Pero hay que tener amigos. Es el agua del alma. Amigos buenos. Porque alguien que no te comprenda te hace sentir mal.

    Un saludo afectuoso

    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  3. hola Pablo, no es el lugar que ocupas el que te independiza del dinero, es la edad que tienes. Cuando eres mayor ya no te importa el dinero porque ya no te apetece más tener cosas. Te da lo mismo una cosa que otra, empiezas a ser invisible, ya no tienes que aparentar ni mostrarte y por fin eres libre. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!