2018/05/07

EL EGO Y EL SER - Psicología Malena Lede


El ego es lo opuesto al verdadero Ser, una máscara falsa que aprendemos durante el proceso de socialización para actuar en la sociedad en que vivimos y representar, como en el teatro, nuestro papel, dándole importancia a lo intrascendente y accesorio e ignorando lo verdadero.

El ego no permite acceso a la conciencia porque es la única manera que tiene de sobrevivir.
Solamente liberándonos del ego podremos ser verdaderamente conscientes y llegar a ser y a saber quiénes somos.

La forma de liberarse del ego es estando dispuesto a ver la luz, indagando y buscando; y cuando se encuentra hay que elegir entre el ego y la verdadera identidad, porque los dos nunca pueden existir juntos.

El verdadero ser no sufre, es puro éxtasis.

Sin embargo, no se puede hacer desaparecer un ego débil, primero tiene que alcanzar la madurez, por eso es tan difícil desprenderse de él, porque son pocos los que pueden llegar a madurar y porque solamente se puede perder lo que uno ya tiene.

Solamente estando dispuesto a abandonarlo todo es como surge la sabiduría del sabio.

La hipocresía es esconder el ego y ser humilde sólo superficialmente; eso es lo que ocurre cuando una persona quiere despojarse de un ego que aún está inmaduro. Cuando el ego está maduro uno se da cuenta de su falsedad porque será muy difícil mantenerlo y la vida se convertirá en un infierno.

El sufrimiento ayuda a destruir el ego, lo que llega a ser tan doloroso que no permite seguir adelante con ello

El ego se necesita para sobrevivir y forma parte del proceso del desarrollo natural.

Sin embargo, esto no significa que tengamos que mantenerlo para siempre.  Hay que esperar a que llegue su climax, su punto culminante, cuando nos damos cuenta que sólo somos uno más y no el centro y que formamos parte de una totalidad.

Es como despertar de un sueño porque el Ego es el mayor de los sueños, un sueño necesario pero imposible.

El ego es como la cáscara del huevo que nos protege, pero llega el momento en que hay que romperla y salir del cascarón; y eso es lo que producirá una transformación y nos cambiará por completo.

La meditación sin esperar nada es la que produce el cambio.

Malena Lede – Psicóloga
Fuente: “Biblioteca Osho”; “El libro del Ego”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!