2009/11/25

Cleptomanía





La Cleptomanía es el impulso incontrolable de desear apropiarse de objetos ajenos, que por lo general les resultan innecesarios a las personas que se dedican a sustraerlos.

A veces, puede deberse a un afán de amontonar cosas que no necesariamente les satisfacen.

El robo en los supermercados y las grandes tiendas provocan sustanciales pérdidas a sus propietarios todos los años.

Individualmente la gente sustrae sólo unas pocas cosas para pasar inadvertido, pero la masiva concurrencia a estos lugares de compras hace que se multipliquen la cantidad de objetos robados y que lleguen a adquirir magnitudes extraordinarias.

Sin embargo no todos son cleptómanos, algunos roban por necesidad y otros por diversión.

Los cleptómanos representan solo el 5% de los ladrones de supermercados, de los cuales dos de cada tres son mujeres.

La Cleptomanía se relaciona con varios cuadros clínicos, entre ellos, con el trastorno obsesivo compulsivo, con algunas neurosis y con trastornos de personalidad.

Estas personas no pueden evitar esta conducta que algunos consideran adictiva.

Este comportamiento está vinculado a la compulsión por comprar, a la ansiedad, a la depresión y a los problemas de la alimentación.

El cleptómano suele ser una personalidad infantil que no puede postergar y que necesita tomar de inmediato lo que desea, debido a insatisfacciones o privaciones afectivas o materiales sufridas en etapas tempranas del desarrollo.

Pueden ser personas que disponen del dinero para comprar los productos que desean pero que prefieren apropiarse de las cosas sin pagarlas.



Se trata de personalidades fabuladoras que tienden a fantasear, engañar, ocultar y mentir.

Esta conducta no es privativa de las clases sociales bajas sino que se observa en la misma proporción en negocios ubicados en barrios de alto nivel adquisitivo y en algunos comercios representa el 2% de la facturación.

Los robos pueden adoptar distintas modalidades, ocultando mercadería entre las ropas o carteras, en connivencia con el cajero que omite facturar productos, cambiando los códigos o llevándose ropa puesta sin pagar.

En el caso de los cleptómanos es una afección que puede llegar a ser seria y que es necesario tratar.

Actualmente algunos jóvenes roban por diversión, una avivada que les deja réditos, creyendo al mismo tiempo que ese comportamiento trasgresor mejora su imagen en el grupo.


7 comentarios:

  1. que deberia hacer si tengo un amigo asi?

    ResponderEliminar
  2. hola Anónimo, deberías tener cuidado y si tienes oportunidad decirle que tiene que hacer tratamiento psicológico, un beso, malena

    ResponderEliminar
  3. Hola
    En casa falto dinero en dos oportunidades y lo acabamos de encontrar escondido en el cuarto de mi hijo de 12 años. Estoy muy desorientado por que no la vi venir, ( es buen hijo, buen alumno, buen pibe)No quiero equivocar la reacción. Estoy angustiado buscando información dado que sea lo que sea siento que debo actuar pronto. Más allá de la inconducta ¿ esto siempre puede ser considerado cleptomaía? ¿puede ser otra cosa? ¿ por donde se aconseja empezar?Gracias José

    ResponderEliminar
  4. Hola José, no siempre se trata de cleptomanía, a veces es la necesidad de llamar la atención. A esa edad a los chicos el dinero les da seguridad, no obstante es mejor hablar con él para que dé explicaciones. un beso, malena

    ResponderEliminar
  5. Gracias , fue una buena charla. Jose

    ResponderEliminar
  6. Hola! Necesito ayuda... Hace un par de años que me quedo con cosas ajenas, le veo una remera, pulsera, zapatos a una chica conocida mia que sea vecina o amiga y entro a su casa para sacarselo... Como hago para que no haga mas esto? Soy cleptomana?

    ResponderEliminar
  7. hola tengo una hna cleptomana necesito saber a donde la llevo para que se trate gracias

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!