2012/08/06

Iluminado




No esperes nada porque la vida te sorprende,
sólo tendrás lo que quieres si renuncias a ello;
mientras tanto, vive la vida intensamente,
disfrutando todos los momentos.

No sufras ni tengas miedo,
déjate llevar y no opongas resistencia,
no hagas nada por los demás si no te lo piden,
deja que cada uno haga lo suyo.

No te preocupes y agradece todo,
porque cada cosa ocurre a su tiempo,
te recuerda que Dios existe;
sólo con el paso de los años se aclara el misterio

De jóvenes todos vivimos temerosos,
recién podemos respirar tranquilos,  de viejos;
cuando nos damos cuenta
de qué es lo verdadero.

Sólo cuando abandono la lucha y me rindo
es cuando me puedo vencer a mi mismo  
y entregarme sin condiciones;
porque puedo tomar conciencia de cómo es todo.

La vida comienza cada día,
me despierta la esperanza,
me siento capaz de cualquier cosa
si el amor que recibo me alcanza.

Ya es tarde,
quiero cerrar los ojos y soñar otra cosa,
inclino mi cabeza y murmuro una plegaria
y cada palabra brota,
como agua de mi boca.

Me siento libre como un pájaro,
el viento mueve la copa de los árboles,
escucho otras alas que vuelan detrás
que parecen ángeles.

No se hacia dónde me dirijo,
ni me importa saberlo,
si no tengo ninguna pretensión
iré donde yo quiero.

Ahora que he despertado,
me puedo reír de mi mismo,
y de lo ignorante y ciego que he sido
mientras estaba dormido. 

Cuántas cosas me hacían esclavo,
cuánto tiempo perdido,
quiero que otro sueño me atrape en sus redes
y me haga caer en otro laberinto.

Si ese día llega
y el guerrero que llevo se empeña
en volver al campo de batalla,
puede que sea menor,  el dolor de mi alma.

Es más grande el temor a la vida que a la muerte,
sin embargo, todos a la vida aman,
aunque la carrera sea ardua y desigual,
porque la vida,  siempre gana.

Malena Lede

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!