2013/02/12

Biografía de Louisa May Alcott




Louisa May Alcott (1832-1888), fue una escritora norteamericana, la mayor de cuatro hermanas e hija del reformista Bronson Alcott, quien le facilitó el contacto con conocidos escritores y filósofos de Estados Unidos, como Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau, quienes visitaban asiduamente a su familia.

Comenzó su carrera de escritora para ayudar económicamente a su madre y hermanas haciéndose famosa con su serie de libros que comenzó con “Mujercitas” y  otros como "Señoritas", "Ocho primos" y "Rosa en Flor"; los cuales revelaban su tendencia feminista, movimiento del que fue militante y  que ayudó a cambiar el modelo tradicional de mujer, sometida y obediente.

Defensora de la causa abolicionista, luego de fallecer su hermana Elizabeth de escarlatina, participó como enfermera durante la guerra de Secesión, donde contrajo la fiebre tifoidea que le afectaría la salud durante toda su vida.

Sus cartas, escritas durante esta época con el título “Apuntes de hospital”,  fueron la primera obra que le reportaría notoriedad, pero solamente con su libro “Mujercitas”, obra autobiográfica que tuvo un éxito sin precedentes, pudo finalmente pagar todas sus deudas.

Su experiencia como educadora le inspiraron obras comos “Una muchacha anticuada”; “Hombrecitos”; y “Los muchachos de Jo”. Era obvio que Louisa se había identificado con su padre y le gustaba ser un muchacho, ser libre, ir a la guerra y luchar por los esclavos.  Se había hecho cargo de las deudas de la casa porque creía que tenía la obligación de proteger a su familia, no le importaba su aspecto personal y lo único que le producía placer era escribir.

Por otra parte, en esa época, a un hombre le resultaba más fácil que a una mujer publicar un libro y convertirse en un escritor de fama.

En tiempos en que las mujeres sólo pensaban en casarse y tener hijos, su padre estimulaba a sus cuatro hijas a ser libres e independientes.  Bronson Alcott fue fundador de la escuela “Temple School de Boston”, pero cometió el error de permitir el acceso a un niño negro, actitud que no le perdonaron los padres de los alumnos blancos, quienes sacaron a sus hijos del colegio, por lo que se vio obligado a cerrarlo después de cinco años.

El padre de Louisa, permanecía largos períodos ausentes de la casa, dando conferencias y difundiendo sus ideas progresistas, mientras tanto, su madre era el centro del hogar y Louisa y sus hermanas debían atender la granja para poder subsistir; hasta que un día la madre no pudo aceptar más esa situación y con sus cuatro hijas, se fue.

Louisa era una ávida lectora y una incansable escritora de poemas y cuentos; y registraba todas sus experiencias en su diario íntimo. Escribió su primer libro de versos, “Fábulas floridas”, a los 16 años y algunos años después, la revista “The Atlantic Monthly, publicó algunos de sus relatos y poesías; pero el más exitoso fue "Mujercitas", que fue un “best seller”, uno de los libros más re editados del mundo, que fue traducido a 14 idiomas.

Su producción literaria le permitió a Louisa mantener holgadamente a su familia y enviar a estudiar a Europa a su hermana May, que llegó a ser una artista profesional muy reconocida.

Su hermana Anna se casó y tuvo trillizos pero Louisa no se casó nunca y continuó luchando por sus ideas feministas a favor del sufragio femenino.

Louisa May Alcott falleció dos días después de la desaparición física de su padre, en 1888, a la edad de 56 años.  Su casa “Orchard House”, en Massachusetts, es ahora un museo visitado por más de treinta mil personas al año.

Fuente: “Enciclopedia británica”;  “Vidas de Cuento”, Graciela Beatriz Cabal.

MALENA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!