2014/06/10

Beneficios del Sueño



El sueño relaja las conexiones neuronales que tuvieron lugar durante el día, lo que permite que el cerebro recupere su capacidad de aprendizaje; las nuevas investigaciones coinciden en afirmar que el sueño también beneficia la memoria.

Durante el descanso nocturno, el cerebro realiza unos de sus mayores actos creativos, corregirse a sí mismo y descartar la información que considera innecesaria.

Tal como ocurre con las computadoras que requieren ser desfragmentadas cuando la cantidad, diversidad y el desorden de la información hace más lento su funcionamiento, parece ser que también el cerebro se ordena durante el sueño para poder trabajar mejor.

La corrección nocturna parece atentar contra el interés del individuo de mantener intacto el recuerdo para reanudar la actividad al día siguiente, sin embargo es un mecanismo natural para mejorar la capacidad de almacenamiento y la codificación de nueva información.

Para algunos investigadores ortodoxos, el dormir consolida y refuerza la memoria pero otros científicos suponen que existe un límite para el refuerzo de los recuerdos ya que pueden llegar a saturar el sistema y un cerebro en esas condiciones sería incapaz de incorporar experiencias nuevas.

El sueño tiene el poder de recuperar el estado de equilibrio, que se altera durante la vigilia.

Las investigaciones realizadas sobre la función del sueño, por Giulio Tononi, de la Universidad de Wisconsin-Madison, podrían demostrar que el sueño participaría en una especie de “desmantelamiento cerebral” con el objetivo de afianzar lo aprendido. O sea, que una vez que la conciencia deja lugar al estado de reposo, buena parte de las conexiones neuronales relacionadas con el conocimiento se desarma y permite la incorporación de información nueva.

El aprendizaje se produce cuando una experiencia o un conocimiento impone un nuevo patrón de actividad a unos grupos de neuronas.

Este patrón cambia las conexiones intercelulares, reforzando las neuronas coactivas y debilitando la las desfasadas. De esta manera, las neuronas quedan conectadas para funcionar, conservando un recuerdo.

Mientras dormimos, se producen períodos de desconexión y el patrón que produjo la experiencia se reproduce dando lugar a modificaciones celulares que lo estabilizan.

Todos sabemos por experiencia que el sueño es reparador pero además, la ciencia revela que también renueva nuestro cerebro, deshaciendo el tejido neuronal armado durante la vigilia, ayudándonos a vivir y a continuar aprendiendo.

Malena
Fuente:”Mente y Cerebro”; No.60/2013; “Secretos del descanso reparador”; Jason Castro; investigador posdoctoral en el Centro de Neurociencia de la Universidad de Pittsburgh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!