2014/08/15

Sentirse excluido duele



El dolor que produce el sentirse excluido afecta la autoestima, produce tristeza, agresividad, pérdida del sentido de la vida y del control, e  incrementa el estrés.

Aunque a todos les afecta sentirse excluidos, según como sea la personalidad de un individuo lo ayudará o no a soportarlo.

El cerebro registra esa frustración como un dolor físico, siendo tanto personas fuertes como sensibles,  pero si se toma conciencia enseguida de la sensación de aislamiento, la posibilidad de reaccionar positivamente se incrementa.

Entre animales de otras especies, el miembro del grupo que es segregado generalmente termina muerto, pero si detecta rápidamente que va a ser excluido puede reaccionar de la manera adecuada para permanecer en el grupo o para sobrevivir a pesar de esa experiencia.

El sentimiento de exclusión no sólo se experimenta con personas allegadas sino también con desconocidos e inclusive con gente indeseable.

Excluir a un ser humano de un grupo significa ignorarlo, rechazarlo, comportarse con él como si no existiera, afectando su necesidad de pertenencia.

La necesidad de pertenencia induce a las personas a comportarse de determinadas maneras, como por ejemplo obedecer órdenes, aceptar normas, cooperar en las decisiones del grupo y participar, aunque personalmente no estén de acuerdo.

Pertenecer a un grupo es una necesidad, no un deseo y la frustración que produce la exclusión hace creer a la persona que ha obrado mal, que ha fracasado, que se encuentra indefensa y aunque se enoje y grite, nadie le contesta.

Los descubrimientos científicos sobre este tema muestran que el rechazo social y el sufrimiento físico son sensaciones parecidas y comparten vías neuronales subyacentes.

A pesar de todo, el dolor permite, reflexionar sobre la situación, entender el significado, perdonarse los errores cometidos,  aprender de la experiencia, crecer y reorientar la vida hacia un nuevo rumbo.

Muchas veces, la exclusión es por una buena razón, por ejemplo, cuando se está actuando en forma inapropiada por temor a ser rechazado; por lo tanto, cuanto antes se tome conciencia del comportamiento inadecuado, más fácil será resolver el problema creado.

Es importante saber, que incluso en las serias discusiones, ni se rompen los lazos ni son excluidas las personas,  sino que continúan estando conectadas.

En caso de sufrir una experiencia de exclusión, la persona debe tomar distancia de la situación para evitar agravarla con su reacción e intentar distraerse para poder recuperarse del disgusto, en lugar de regodearse reviviendo las escenas traumáticas, de hacer conjeturas apresuradas o de cargarse de culpas.

Es importante razonar, ocupar la mente con pensamientos positivos, con planes y proyectos futuros, reforzando la auto confianza, recordando las propias fortalezas personales y evitando a toda costa cualquier recuerdo ingrato.

Sentirse excluido de un grupo no agota las posibilidades de entrar en otro, lo que puede representar la oportunidad de adoptar una actitud más independiente con respecto a la relación con los otros.

Malena
Fuente: “Mente y Cerebro”; No.64/2014;  “El dolor de la exclusión”; Kipling D. Williams; profesor de Psicología en la Universidad Purdue. 

22 comentarios:

  1. Me gustó tu artículo, pero no creo que sea mi caso. Tal vez haya alguna excepción. Por ejemplo, cuando se juntan las dos familias de mis hijos me siento como sapo de otro pozo y preferiría no estar. Muy distinto es cuando hay uno solo de ellos. En ese caso soy un participante más de la reunión. En el resto de las reuniones no me siento excluída.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elsa, hay que tener en cuenta que muchas veces somos nosotros mismos los que nos excluimos, cuando estando en un grupo, casi sin darnos cuenta pretendemos cierto protagonismo que no da los resultados que esperamos. Creo que en este sentido, lo mejor es interesarse por todo y por todos pero aprender a cultivar el perfil bajo. saludos, male

    ResponderEliminar
  3. Soy Pablo7(perdón, que me olvidé de acceder): Yo creo que cuando te aceptas a ti y aceptas a los demás, te aceptan en un grupo.

    Hace un par de meses, fuimos a la playa unos amigos y yo. Estábamos allí en el agua, en la escollera, por un lado. En un sitio artificial, que reducía la actividad del oleaje.

    Y vino un chico joven, en edad de ligar, que tenía síndrome de Down. Nadaba muy bien. Le gustaba la novia de mi amigo. Pero, claro, no sabía que era su novia, porque se ponía a echarle los tejos descaradamente. Mi amigo casi le dice: "¿tú de que vás?", pero su chica le dijo que lo dejara que el chico estaba algo majareta, que no le hiciera caso.

    Y daba la impresión de que no era que lo excluyéramos, era más bien que el chico no se aceptaba a él mismo. Aunque, vale, algún tipo de rechazo hay cuando te quieres ligar a la chica de tu amigo. Pero, nosotros si él hubiera cambiado de actitud, lo hubiéramos aceptado. Aunque, yo reconozco que estaba algo cerrado con las personas que hablaban con nosotros/as. Porque es raro que yo esté en compañía en la calle. Y porque, en cierta manera, me vengaba de la gente que me ha rechazado. Normalmente, me suelo sentir excluido yo también. Como padezco una enfermedad mental... pues mucha gente te tiene miedo. Pero siempre hay quien te acepta. Sí.

    Sí, es chungo sentirse excluido. Pero hay gente que te acepta, ¡menos mal!

    Y me estoy portando mal con gente que me acepta. Me quejo de interés de alguna gente, pero reconozco que soy algo interesado. Y no me avergüenzo, porque... ¡si eso fuera una cosa mala en esta sociedad de hipocresía, ¿verdad?!

    :-)

    ¡saludos, y gracias por escucharme y atenderme, Malena...y a los demás, también por leerme!
    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, los chicos Down son inocentes y no conocen la maldad, por eso se comportan sin ningún tipo de prejuicio, actúan según sus deseos y son sinceros. Nosotros, supuestamente normales, nos ponemos nuestras caretas todos los días para actuar en sociedad y ninguno puede ser sincero, porque el que se atreve a serlo se lo aparta y se lo considera loco. saludos, malena

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy un poco harta con aquello de que nos excluyen porque nosotros nos excluímos. He sufrido rechazo toda mi vida. No me dejo pisar y me pisan de igual modo. Tampoco voy intentando llamar la atención y al no conseguirlo me excluyo. Simplemente, no soy como los demás, todos se casan con todos y yo siempro quedo fuera. Mi pregunta es¿cómo puedo aceptarlo sin que me duela? ¿Qué pasos puedo seguir?

    ResponderEliminar
  6. no contesto mensajes anónimos, por favor poner nombre, gracias, malena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pobre anónimo , comentando que nadie lo toma en cuenta y tu tampoco , por no escribir su nombre.

      Eliminar
    2. Que fea actitud hacia una persona q sufre mal ahi..

      Eliminar
  7. Hola me llamo Luci me siento mal, toda la vida desde chica me senti excluida, me duele mucho.. soy una persona agradable y buena pero quizas un poco timida.. no me siento parte de ningun grupo no se integrarme me siento aislada, desde chica sufri abandonos, abusos y maltratos en mi familia la cual siendo una criatura me trataban la mayoria muy mal como si yo no valiera nada, yo me lo crei pense que era cierto que no valia, y en el colegio recuerdo que todos me hacian a un costado porque me mostraba timida e insegura, producto de todo lo que vivi... ahora soy consciente que valgo y no merezco esto tengo 25 años tengo marido y un hijo.. mi vida ahora es muy buena y feliz gracias a la familia que forme, mi marido se aisla de la gente y es callado pero el es asi y no lo sufre, en cambio yo lo sufro porque quiero integrarme.. me cuesta formar parte del grupo cuando estoy con sus familiares, aunque mucho no me gustan como son, tambien mi hijo empezo el jardin y en los cumpleaños de los niños me siento aislada, todas las madres hablan y estan en una mesa y yo me quede re sola porque llegue tarde y me sente mas lejos, ademas nadie me habla ni empiezan conversacion y cuando yo empiezo a hablar me hablan pero ahi se corta enseguida.. no creo hacer nada mal, no entiendo porque no me puedo hallar en ningun lado.. ah y amigas tengo 1 sola.. me da miedo que a mi hijo le pase lo mismo.. por eso trato de integrarme con las madres para formar parte pero me cuesta.. necesito consejos no quiero que me recomienden ir a un psicologo porque ya fui mucho tiempo y no voy a ir otra vez, quiero solo su opinion

    ResponderEliminar
  8. Hola Luciana Lauti
    Ser como eres es una gran virtud, ya que a la mayoría le gusta hablar y que la escuchen.
    Todos cuando llegamos a un lugar donde hay gente reunida nos sentimos un poco intimidados pero si no tenemos complejos, como tu, empezamos con una sonrisa a mirar a la gente a la cara y enseguida la sonrisa hace milagros. No tienes necesidad de decir nada importante, sólo hola con una sonrisa de oreja a oreja y luego los escuchas a ellos y les contestas las preguntas.
    Te tienes que mostrar interesada por lo que te dicen, preguntarles sus nombres y recordarlos.
    Cuando a la gente la llamas por su nombre se sienten bien y contribuye a que seas aceptada.
    No te exijas tener que hablar, sólo escucha con atención y muéstrate interesada en lo que dicen.
    La gente callada cae bien en todos lados, porque suele ser más discreta y digna de confianza.
    saludos, malena

    ResponderEliminar
  9. Malena muchas gracias por tu respuesta voy a poner en practica todos tus consejos, me parece muy bueno lo que haces de ayudar a los demas y muy buena tu pagina me gusto mucho.. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Yo si me siento excluido por que no me hacen caso cuando platico algo y apenas tengo doce

    ResponderEliminar
  11. no contesto mensajes anónimos, malena

    ResponderEliminar
  12. Yo no tengo muchas amigas, sólo amigos, soy casada y x el echo de no tener hijos las hermanas de mi esposo me excluyen mucho sienten q no tengo nada q aportar en sus conversaciones de hijos, m cuesta mucho convivir con ellas x la cara q ponen cuando yo aparezco, ellas son muy dejadas físicamente y les molesta q yo si me arregle y que sin querer llame más la atención x el hecho de arreglarme mejor q ellas, que hago? Las evitó o mendigo su amistad? Trato de ser amables con todas y nada toman en cuenta a pesar de todo prefieren a sus cuñadas más groseras x que a ellas les riegan, las buscan y a mi me ignoran a pesar de mis esfuerzos???

    ResponderEliminar
  13. hola Geraldine, no creo que tus cuñadas te excluyan por no tener hijos, no será que tu eres la que te sientes superior? no te olvides que los demás son el reflejo de nosotros mismos. Tal vez te conviene cultivar otras amistades con las que tengas más afinidad y no continuar tratando que te acepten. saludos, malena

    ResponderEliminar
  14. Hola me llamo johanna cuando era chica sufrí de bullying y la gran mayoría de las veces fui excluida de los grupos,no me invitaban a reuniones,cumpleaños, salidas, entre otros. Nunca supe porque y a veces pienso que habrá sido por ser siempre una persona tranquila, seria y neutral que no le gusta la discordia. En la actualidad las cosas cambiaron bastante y en la facultad logre hacerme de compañeros, pero cuanto más quiero que esas relaciones perduren parece todo lo contrario. No se si esto se debe a que me aferro mucho a las personas y sin querer de manera icc las asfixio y yo misma las alejo y también pienso que tal vez esto pueda deberse a un miedo al rechazo y abandono, entonces a veces sucede que yo también prefiero abandonar antesque ser abandonada (todo esto icc). Soy estudiante de psicologia hacerca 4 años y me interesan estos temas tanto para mi futuro como para comprenderme a mi misma y ser cada día mejor persona. También voy a terapia que me ayuda y me mantiene bastante equilibrada, sino creo que ya hubiese entrado en un pozo depresivo. Me basta con algún consejo útil opinión, desde ya muchas gracias!

    ResponderEliminar
  15. Hola Johanna Caia, A veces, sin darnos cuenta, somos nosotros mismos los que rechazamos a los demás y nos aislamos. Luego proyectamos en los otros ese rechazo. La baja autoestima no permite que tu te agrades a ti misma por lo tanto, como los otros son un espejo de ti misma, ellos también te rechazan.
    Tienes que ser como eres, respetarte y quererte, los demás harán lo mismo. Puedes leer algo sobre Programación Neurolingüística y Dinámica de Grupos, allí hay técnicas que ayudan a relacionarse mejor con los demás. saludos, malena

    ResponderEliminar
  16. hola malena tu crees que eso depende totalmente de una programacion de nuestro subconciente osea que ni siquiera somos conscientes de estos programas por ejemplo el de ser rechazados o excluidos y luego ese programa nos hace actuar de manera tal que obedece a los parametros de dicha programacion sin darnos cuenta ? claro que no todo el mundo tiene por que aceptarnos pero todo sera asi con exactitud por un programa inconsciente de nuestra mente ?

    ResponderEliminar
  17. hola Octavio, la baja autoestima hace que también los otros no nos estimen, no se trata de una programación sino más bien de un condicionamiento. Aprendemos a no valorarnos como personas y nos comportamos de una manera que hace que los demás tampoco nos valoren, estando demasiado pendientes de la aceptación de los demás, forzándolos a prestarnos atención, comportándonos en forma no natural, no siendo espontáneos.
    La mejor forma de elevar la autoestima es estando orgulloso de uno mismo, y eso se logra pensando, diciendo y actuando en forma coherente y siendo fiel a los propios valores.
    Cuando tu te gustes a ti mismo los demás harán lo mismo. saludos, malena

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Excelente página. De gran ayuda.gracias.

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!