2015/09/21

Citas - rápidas - Psicología - Malena - Lede




En las grandes ciudades superpobladas, se experimenta la paradoja de vivir rodeado de mucha gente pero al mismo tiempo sentirse solo y tener dificultades para conectarse con otros.

Cuando alguien está listo para encontrar compañía, desde su propio ámbito, se arriesga y es capaz de intentarlo todo.

Estar solo no es para todos y más aún en una sociedad donde todavía sigue siendo lo más común estar en compañía.

Hay quienes se sienten bien en soledad, porque pueden hacer lo que quieran cuando quieren, tener sus propias reglas, vivir de la manera que elijan y dónde les guste, tener sus propios amigos, salir y entrar de su casa a cualquier hora sin tener que rendir cuentas a nadie.

Claro que aunque este estilo de vida parezca muy gratificante, es probable que algunas veces extrañen la compañía a su lado de alguien.

Pero en una gran ciudad, encontrar una pareja que cumpla los exigentes requisitos de una persona que se ha acostumbrado a vivir sola no es tarea fácil.

En general, en la actualidad, la gente joven no está dispuesta a asumir compromisos de ninguna clase, incluso en el ámbito laboral son capaces de cambiar un trabajo por otro sin pensarlo demasiado, y en cuanto a la eventual decisión de establecer un vínculo afectivo con una pareja, la actitud de desapego se hace más evidente, principalmente por el temor a perder la independencia.

Una persona que está sola desde hace tiempo, solamente ha tenido la obligación de bastarse a sí mismo y atender sus propias necesidades; en este caso, la posibilidad de cambiar de status puede resultar inquietante.

Pero vivir para sí mismo puede provocar una sensación de vacío que impulse a desear un objetivo menos banal y más consistente; porque es probable que la búsqueda del amor auténtico, más allá de los encuentros sexuales ocasionales, esté en nuestros genes y en el inconsciente colectivo, intentando manifestarse pero que esté siendo reprimido.

A veces, la dificultad se relaciona con la tendencia perfeccionista de hacer todo bien, encontrar a la mujer o al hombre perfecto, tener la casa perfecta, el trabajo perfecto, el hijo perfecto, la vida perfecta; incluso sabiendo que en esta vida nada es perfecto.

En este momento en una gran ciudad, se puede afirmar que una opción válida que puede resultar eficaz, es la cita rápida, sistema que brinda la oportunidad de entrevistarse brevemente con varios candidatos a la vez. También los encuentros de solos y solas pueden ser otro de los recursos que da buenos resultados. En cuanto a las citas por internet, no se las recomiendo a nadie.

De esta manera se pueden conocer muchas personas y elegir entre ellas la adecuada, lograr una primera impresión y evaluar las coincidencias que los une.

Estos espacios fueron creados para cubrir una necesidad real, la dificultad de encontrar a alguien que tenga la misma intención, entre los miles de personas que los rodean.

La relación de pareja está en crisis y cada día se hace más difícil encontrar un amor duradero. Sin embargo, muchos lo logran y hasta llegan a formar una familia.

Es importante renunciar a las expectativas que no son reales y ver la realidad tal cual es, aprender a pensar más en el otro que en sí mismo y ser capaz de emprender el desafío de vivir una experiencia que puede ayudarlos a crecer.

Malena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!