2016/09/06

Cómo deshacerse del pasado - Psicología Malena Lede





Si pudiéramos vacunarnos contra la nostalgia, los prejuicios, los malos recuerdos y todas las experiencias nefastas del pasado, podríamos vivir más felices el presente y tener más confianza en el futuro.

No se trata de olvidar sino de aceptar todo lo que pasó, para poder seguir viviendo sin mochilas emocionales que nos pesan demasiado.

La mente percibe en forma subjetiva, por eso no existen dos personas que vivan una misma experiencia de la misma forma. Una sola palabra puede herir a alguien como un cuchillo y a otro le puede resultar indiferente o incluso agradable.

Las experiencias traumáticas nos marcan para toda la vida, sin embargo es posible deshacerse de esas emociones negativas.

Eso es lo que trata de hacer el Psicoanálisis, rescatar los traumas del pasado que parecen olvidados pero que se han reprimido; e intentar revivirlos para poder elaborarlos adecuadamente.

Elaborar un trauma del pasado significa revivir esa experiencia y expresar ahora la emoción que le corresponde, porque lo que se ha reprimido y afecta a una  persona no es la experiencia en sí misma sino la emoción que se reprimió y en su momento no se expresó.

Un duelo no se elabora cuando no se puedo expresar el dolor, casi siempre para no sufrir.

Expresar el sufrimiento no es fácil porque a nadie le gusta sufrir; muchos racionalizan lo acontecido y reprimen su dolor. ( Esa pareja no me convenía, era un hombre inmaduro, miraba a otras mujeres, no tenía ambición, etc.) 

Los duelos terminan cuando se ha podido integrar la desaparición de esa persona  a la personalidad y se puede continuar viviendo con eso.

La pérdida del amor es un duelo, en ese caso la persona no muere pero desaparece de nuestras vidas para siempre.

El duelo normal por una persona muy cercana puede durar aproximadamente desde un año hasta dos años.  Cuando se prolonga más de ese tiempo ya se trata de un duelo patológico que puede alterar el futuro de la persona.

La primera reacción a un duelo por abandono es la negación, o sea, no poder aceptar que esa persona se haya ido. (Esto no está pasando).

La segunda forma de reaccionar es con agresividad.  (Esto no me lo merezco).

La tercera respuesta frente al dolor del abandono es la negociación.  (Si vuelve prometo que todo va a ser diferente).

La cuarta es la depresión, cuando se comienza a entender el acontecimiento y se puede sentir tristeza.

La quinta es la aceptación, cuando la persona ha podido expresar su dolor, ha incorporado su pérdida y puede seguir con su vida.



Malena Lede (Psicóloga)
Fuente: "On death an dying"; Elizabeth Kübler-Ross


7 comentarios:

  1. hola doctora quisiera platicar con usted en privado

    ResponderEliminar
  2. no contesto mensajes anónimos, ni atiendo en forma privada. malena

    ResponderEliminar
  3. Hola Malena. Soy Juan. Desde unos 2 años atrás que empezó a vuslumbrarse una crisis económica en mi familia, yo soy el proveedor., Bueno, desde entonces empecé con miedos, inseguridad, etc. Ahora estoy en ese proceso de recuperación, pero porque me remonto al pasado y me dan ganas de llorar, tengo dos hijos, el mayor tiene 12 y la nena 5. Pues no quiero ver fotos de mi hijo o si me viene a la mente de el chiquito, me pongo triste...tal vez deseando el tiempo no hubiera pasado....Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan, es difícil recuperarse de una crisis pero es imposible evitarlas. Las crisis nos obligan a cambiar y el miedo y la inseguridad tienen que ver con la resistencia al cambio. Los cambios no son malos, son nuevos desafíos y la oportunidad de probarse a uno mismo. No puedes detener el tiempo y quedarte en el pasado. Atrévete a vivir hoy con la esperanza de un futuro mejor y confía en ti mismo. Empieza por agradecer todos los días lo que tienes, el agradecimiento nos hace tomar conciencia de las cosas que damos por sentadas, el aire que respiramos, la casa donde vivimos, el Sol que sale todos los días, despertarnos cada mañana, sentirnos bien, tener una familia. Di gracias gracias gracias por todo y tu depresión se irá como vino. saludos, malena

    ResponderEliminar
  5. gracias Malena, gracias. Y esas ganas de llorar y bueno, de hecho lloro. Al ver a mis hijos crecer y recodarlos mas bebés?. No querer ver sus fotos porque me pongo triste, irá pasando? ES normal digamos. Bueno, y no solo ellos, en general vivencias pasadas, me pasa eso a menudo. Gracias

    ResponderEliminar
  6. hola Juan, no es normal no poder desprenderse del pasado, es síntoma de depresión, porque la nostalgia no deja crecer ni seguir adelante además de impedir el entusiasmo por lo nuevo. Creo que necesitas tratamiento psicologico para que te ayude a salir de esa depresión. saludos, malena

    ResponderEliminar
  7. gracias Malena, sus palabras son sabias...le echaré ganas como me dicen..muchas ganas. Por ejemplo hoy mi nena está en su kínder cantando...y hubiera querido estar ahi con ella y mi esposa...esta mi esposa con ella, pero yo me siento triste por no estar ahí, se que tengo que trabajar pero no puedo evitarlo..le dije a mi hija que estaría ahí con ella que cerrara los ojos y me viera. Al igual que mi hijo, solo que el esta ya un poco mas grandecito...y bueno, tampoco estuve en muchos eventos, trabajo, pero en esta etaa me pega más...muchas gracias por su valioso tiempo MAlena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!