2016/10/25

La energía de la fe y los milagros - Psicología Malena Lede




Se considera un milagro a la acción de un poder sobrenatural superior a las fuerzas humanas; es un suceso extraordinario que desafía la razón y que se atribuye a un poder divino.

La creencia en milagros existe en todas las culturas y en casi todas las religiones.

En los últimos libros de los Vedas hindúes, el único milagro digno de considerar es la experiencia de la introspección y la transformación religiosa.  Pero para el Hinduismo popular, los yoguis ascéticos tienen poderes milagrosos.

Buda no le daba importancia espiritual a sus poderes milagrosos;  y el Nuevo Testamento registra los milagros de Jesús, las curaciones y otros milagros.  Los milagros son los que acreditan la santidad de los santos cristianos.

Una cadena de oraciones puede tener efectos curativos en una persona que se encuentra al borde de la muerte, aunque ella no crea.  Este fenómeno no puede ser explicado por la ciencia,  pero es algo que sucede.

Los científicos creen que aún no se conocen las causas científicas de las curaciones milagrosas pero que es posible que esas causas racionales existan.

Es innegable que la creencia o energía de la fe le da poder a las curaciones y es probable que creer tenga una base neurológica.

Por ejemplo, el efecto placebo hace que una substancia que carece por sí misma de acción terapéutica produzca un resultado curativo en un enfermo que esté convencido de que dicha substancia posee tal acción.

Algunos sanadores han sido sometidos a pruebas científicas de su poder sanador y las mediciones registran que éstos manejan niveles energéticos superiores a los normales pero que su capacidad de precognición suele dar como resultado vagas aproximaciones.

En una pequeña iglesia de una provincia del Norte Argentino, los fieles creen ver una imagen de la Virgen a la cual se le atribuyen poderes milagrosos.  Los científicos consideran que el interés religioso influye en la percepción de fenómenos sobrenaturales, ya que fuera de contexto este fenómeno no se suele producir.

Lo que se percibe es lo que la gente cree y la razón no puede comprender la creencia en algo que no se puede apreciar con los sentidos ni registrar con instrumentos.

El poder del pensamiento puede revertir el curso de una enfermedad y sanar el cuerpo pero también puede provocar dolencias graves y matar a la persona, o sea que la creencia puede salvar la vida y también destruirla y es el espíritu es el que tiene el poder de transformar la materia.  

Los rituales en grupo, tribales o religiosos, ayudan a afianzar la fe.

Malena Lede - Psicóloga 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!