2017/01/12

La importancia de un amigo verdadero-Psicología Malena Lede




No se puede generalizar cuando hablamos de seres humanos porque cada persona es única e irrepetible; sin embargo, podemos hablar sobre qué pasa en el momento histórico actual con respecto a la amistad.

Creo que la mayoría tiene la sensación de que la civilización ha alcanzado una cúspide y que ahora le toca bajar, que tendrá que despojarse de muchas comodidades y dejar de consumir sin pensar; que llegó la hora de la verdad, de dejar atrás la apariencia para dar lugar a la inteligencia, y de dejar de copiar modelos ridículos que nada tienen que ver con la identidad personal.

Esa extraña sensación apocalíptica que nos envuelve a todos es como un virus troyano que borra la creatividad y conduce a la depresión, que nos lleva al egoísmo y a la violencia y a no poder descubrir el sentido de la existencia.

En este ambiente de incertidumbre que nos rodea, un amigo es el alma gemela que nos acompaña en el transcurso del drama de la existencia, alguien con quien siempre podemos contar y  en quien siempre podemos confiar.  Es la persona que no nos aburre con su charla porque entre ambos hay afinidad y que nunca nos va a defraudar.

El amigo se valora ahora más que nunca porque es nuestro par, alguien contemporáneo confiable con quien nos podemos identificar cuando se toma conciencia que la masa que nos rodea no tiene identidad, que van donde todos van y comen lo que les dice la publicidad; que se visten todos igual y que sólo se atreven a hacerse un tatuaje más; que tienen su propia lengua para hablar y el último recurso tecnológico para impresionar.

El amigo de verdad, se convierte así en una balsa salvadora en el medio del mar, con él no necesitamos actuar, podemos arriesgarnos a pensar y no corremos el riesgo de que nos vaya a criticar.

El único amigo es el que no nos exige más, el que nos acepta como somos y que no se burla de nuestra personalidad, el que nos apoya y nos acompaña y que nos deja en libertad.

La etapa del amigo inseparable suele terminar cuando alguno de los dos se enamora de verdad.  Es en ese momento en que generalmente se rompe el vínculo, porque el amor de pareja casi nunca tolera la competencia ni tampoco a un rival.

El amigo es el espejo en que podemos vernos en forma más real y desprendernos de él es un duelo que pocas veces podemos realizar, porque  deja un vacío difícil de llenar y la sensación de haber sido desleal.


Malena Lede - Psicóloga 

4 comentarios:

  1. Hola, Malena ☺ ! Qué tal? Yo, aquí cuidando a mi abuelita. Es madrugada. Me tomé una Coca-Cola por la tarde y otra de noche. Eran light, no tenían azúcar. Creo.

    La cosa es que mi abuela hoy me dijo que durmiera de noche, que ahí está mi vida.
    Pero si yo duermo, mi madre la cuida. Eso tampoco es bueno. Se duerme últimamente cuando ve la novela al mediodía. Y le gusta la novela.
    Duerme poco, mi madre.
    Eso no es bueno.

    ...Está soledad de madrugada me recuerda a la que sentía cuando estudiaba secundaria. Parece que uno quiere sentir lo sentido hace mucho tiempo. Y eso que la amistad hace bien. A mis amigos,buenos amigos, no los llamo casi nunca. Me cierro.

    Quiero estar sólo. Para conocerme. Digo lo malo que hice. Ya sabes. Quiero un castigo. El castigo me haría sentir alerta no sé. En la adolescencia en el Instituto la gente cerca hablaba entre ellos. Y parecía que echaban puntas. Indirectas. Hablaban para que yo oyera. Son cosas mías o hay gente que ante una conducta delictiva ataca psicológicamente y socialmente? Ya sé la respuesta.

    Vivo la vida sin felicidad. Otros disfrutan, otros ríen en grupo. Esta vida que llevo creo que me ha enfermado la mente. Pero claro, alguien psicótico como yo, que cree que la vida es mala, no vive la vida bien.

    Si crees que hay un toma y daca entre la gente. Que se tratan mal al hablar. Que no hay amor. No puedes ser feliz. Bueno, si, yo lo he sido. A ratos. Pero lo he sido. Aunque hay algunos que quieren fastidiarte. Te ven feliz, y quieren joderte. Y te dicen cosas para eso.

    Yo sé que hay que saber vivir y saber amar. Que si vives pirata, te salen enemigos. Que un ladrón es mal visto. Aunque esté enfermo del coco. O por eso. Porque el ladrón que gobierna y es de sus ideas no lo ven mal. Lo toleran.

    Hace viento aquí. Una puertita de los muebles de la cocina se mueve. Yo decía, qué es ese ruido. Y es que se hizo un agujero para la respiración donde iba la bombona de gas, en un compartimento debajo de los fogones allí. Y el viento entra por ese agujero y mueve la puertita. Mi madre me lo dijo el otro día. Gracias a ella. Si no, creería que hay fantasmas o algo.

    Bueno, gracias y saludos cordiales


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, ¡feliz año nuevo! ¿cómo lo has pasado? aquí sin novedad. espero que este año te pongas las pilas e inicies alguna actividad para crecer, algo que te mantenga activo y alerta y que de paso te sirva para conocer gente con los mismos intereses. Tal vez clases de idiomas, de dibujo o pintura, o de música, o algún taller literario.
    Lo que equilibra la mente es el trabajo, estar ocupado en algo que a uno e interese y desarrollar la creatividad. saludos, malena

    ResponderEliminar
  3. Hola Malena! ☺ Buenos días! Buenas madrugadas para mi! ... Cuando leas esto será por la mañana, supongo. Gracias por felicitarme! Igual pa tí! 🙂

    Lo he pasado bien. Mis hermanos fueron amables. El único fui yo. Que echaba indirectas. Como me las han echado a mi, hace años. Se acuerda uno de lo malo, y sale con lo malo. Es peor, eso. Mejor, amar.

    Pero, qué voy a hacer! Salir a la calle, como dice mi padre? Es bueno para la cabeza, sí. Aunque si crees que eres criticado allí, no te sientes bien. Pero enfrentándote a lo que te da miedo, desaparece el miedo.

    En cuanto a hacer algo, mi madre y abuela necesitan ayuda. Mi abuela la llama cada minuto, y yo hago las cosas de la casa. Así me manda mi hermana mayor. Dice que ella tiene su casa. Y que yo ensucio la mía, no ella. Aún así, ella no es de mucho limpiar... Y es lo mejor para mí, que aprenda a cuidar mi casa.
    Ella viene a cambiar a mi abuela de pañal. Y ayudar a lavarla. También compra lo que sólo hay en la ciudad, y no en el barrio.

    Me siento bien ayudando en casa. Cuando mi hermana viene a ayudar, me siento bien. Me gusta estar en un grupo participando. Me da vida.

    Igual me apunto en febrero a clases de baile. Aunque, a ver cómo responde el pie. Porque a veces cuando piso, me duele. Porque hace años me partí el dedo segundo del pie. Y tuve una mala recuperación.

    Voy camino de la pobreza, sin ponerme a trabajar. Y si me pongo a trabajar, quien cuida a mi madre?

    Gracias por atenderme, ☺ saludos cordiales


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, lamento que tu abuela esté postrada y que tengan que atenderla para todo. Algunos dicen que cuidar a un enfermo es un privilegio no un trabajo, porque son sólo los elegidos los que lo hacen, el resto pone a los ancianos en geriátricos.
    Hoy leí en el diario que Tony Bennet cumplió 90 años y sigue cantando en Las Vegas y tiene planes para hacer otro disco y varias presentaciones extras.
    Esos son ejemplos de optimismo. Dicen que el canto prolonga la vida porque produce vibraciones en todo el cuerpo y mejora la salud de las células.
    No se, yo creo que todo está en el carácter y en estar siempre activo. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!