2017/11/28

TRAGEDIA SUBMARINA - Psicología Malena Lede



Una tragedia es cualquier experiencia dramática e inesperada que la fatalidad nos puede deparar. Es un suceso desgraciado evitable o inevitable que nos sorprende, nos expone a la desesperanza y nos provoca una crisis que nos vuelve menos audaces, más cuidadosos e incrédulos.

Sin embargo, el futuro puede resultar desolador si uno solamente se empeña en ver el lado trágico de la vida e ignorar la parte luminosa. Porque si bien es cierto que existe la desgracia también existe la dicha, que el odio puede causar mucho daño pero que el amor es reparador, que después de la oscuridad viene la luz; que a la furia de una tormenta le sigue la calma y que después del cansancio viene el descanso reparador.

Las tragedias ocurren todos los días,  cuando fracasan las relaciones humanas, cuando se desafía a la naturaleza, cuando se cometen errores, cuando sucede un accidente o una catástrofe; cuando no se pueden controlar las pasiones o cuando nos aferramos a nuestras ideas.

Los responsables de cualquier tragedia que los pueda involucrar,  tratarán por todos los medios de impedir que se conozcan las causas; contestarán con evasivas, ocultarán pruebas y mantendrán el hermetismo necesario para que nunca se lleguen a conocer las verdaderas razones de ese hecho.

Mientras tanto, los deudos de todo acontecimiento trágico serán hábilmente engañados con información falsa para lograr atenuar su bronca, para que acepten esa realidad edulcorada y falsa  y para eludir responsabilidades.

Así es como las jerarquías se perpetúan y los puestos de mando se sostienen, no con la eficacia que se espera sino manteniendo las apariencias, con poca capacidad  y ninguna nobleza.

¿Cuántos son los que mueren todos los días víctimas de la inoperancia o falta de mérito de los que toman decisiones detrás de un escritorio?; son muchas las voces silenciadas y la carne de cañón que tiene y tendrá sus días contados sin posibilidades de salvarse.

Sólo nos queda rezar por ellos y creer en la justicia divina.

Malena Lede – Psicóloga 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!