2009/12/21

La Enfermedad como recurso para morir o trascender




Deepak Chopra, en su libro “El regreso del Maestro”, donde narra aspectos de su vida desde sus comienzos en la India como médico y la continuación de su formación como endocrinólogo en los Estados Unidos, hasta su reencuentro con el Ayúrveda, antigua medicina hindú; relata también la historia de distintos pacientes, que tuvo que atender mientras trabajaba en un hospital de los suburbios, para ilustrar cómo influyen las creencias y el pensamiento en el funcionamiento de los órganos.

Un hombre de cuarenta años, bombero de oficio, llegó un día a la sala de emergencias con un repentino y fuerte dolor en el pecho, convencido de que se trataba de un problema cardíaco.

Chopra procedió a realizarle todos los exámenes y le hizo todas las preguntas de rutina en esos casos, determinando que en su opinión no tenía ninguna enfermedad del corazón.

Este paciente se retiró bastante desilusionado, ya que su intención era poder retirarse de su trabajo por incapacidad.

Cabe destacar que en ese Estado del país, los bomberos y policías gozan de pensiones muy generosas que casi ascienden a un salario completo, cuando padecen de una enfermedad coronaria.

Dos noches después volvió al hospital con el mismo problema pero todavía más agravado. El médico de emergencias que lo atendió no pudo constatar ninguna anomalía cardiaca, no obstante lo llamaron a Chopra para que diera su opinión.

El hombre volvió a insistir que estaba seguro de padecer algún trastorno del corazón y que se merecía el retiro por invalidez.

De esta manera se convirtió en un asiduo concurrente a la sala de emergencias siempre con el mismo padecimiento.

A medida que pasaba el tiempo, se agotaron todos los recursos médicos para investigar posibles fallas cardíacas y a la vez él estaba cada día más angustiado.

Se decidió realizar una junta médica para analizar la posibilidad de declararlo como inválido para trabajar, pero el consejo, al comprobar que no existía ninguna prueba científica de su enfermedad, se negó a aceptar tal discapacidad, de manera que esa posibilidad fue rechazada.

Al recibir esta noticia, este paciente se alteró mucho y regresó a su casa. Pero dos noches más tarde, sufrió un ataque masivo al corazón que le destruyó el 90% de su músculo cardiaco.

Fue llevado a emergencias y sus últimas palabras fueron: “¿Ahora me cree?”, luego falleció.

Chopra afirma que lo que el enfermo cree puede ser el elemento decisivo de una enfermedad y lo que pueden hacer los médicos es secundario.

Un ejemplo, pero a la inversa, cuando una enfermedad se convierte en un recurso para superarse, lo está viviendo actualmente un conocido y exitoso cantante argentino, el Sr. Roberto Sanchez, (Sandro), que ha sido sometido el día 21 de noviembre pasado a un transplante de corazón y pulmones, debido a una enfermedad crónica que sufrió muchos años.

En varias oportunidades, pasó por estados desesperantes y estuvo a punto de morir varias veces. Sufrió un leve rechazo de los órganos transplantados y una infección rebelde provocada por una bacteria resistente a los antibióticos; sigue entubado respirando mecánicamente, le tuvieron que realizar una traqueotomía, otra operación menor de emergencia y además bajó treinta kilos de peso.

Sin embargo, la reacción de esta excepcional persona ha sido hasta ahora de resistir todos los contratiempos con una dignidad y una fuerza sobrehumana, que asombra en un entorno donde la mayoría se queja de todo.

A pesar de las pocas esperanzas de los médicos, este hombre todavía está con vida y milagrosamente se está recuperando.

Nunca perdió el buen humor y siempre colaboró con sus médicos aceptando que le hicieran todo tipo de tratamiento.

El ídolo está superándose a si mismo y se está convirtiendo en un superhombre.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!