2013/07/20

Fotógrafos Urbanos


Tomar fotografías ha dejado de ser una tarea exclusiva de profesionales o de especialistas aficionados a las cámaras para convertirse en un hecho cotidiano que le permite a cualquiera que tenga una pequeña cámara digital o un teléfono celular, capturar la vida paso a paso y tener la oportunidad de revivir los momentos felices.

Ahora se pueden presentar pruebas fotográficas si las circunstancias así lo requieren para comprobar hechos y despejar cualquier duda sobre la veracidad de un acontecimiento.

Qué lejos parece estar la época de las diminutas máquinas kodak de cajón que venían de regalo con el rollo. Parecen tiempos remotos, sin embargo no han pasado tantos años, sino que fueron los cambios los que sucedieron demasiado rápido, tanto, que a muchos les cuesta adaptarse a la nueva tecnología.

Las fotos de antaño obligaban a quedarse quietos hasta que se escuchaba el click de la máquina. Eran imágenes congeladas de expresiones forzadas en las que faltaba la espontaneidad, pero que servían para volver a vernos a nosotros mismos y también a quienes queremos, en agasajos, fiestas o cumpleaños, después del paso de los años, y reírnos de las antiguas modas y de los inevitables cambios.

El arte de la fotografía hoy está al alcance de todos, aún para aquellos que no tienen la más mínima idea sobre su funcionamiento, porque la máquina es la que se encarga de hacer todo; la tarea compleja de adaptarse a la luz, a la distancia y a los movimientos, en función de las condiciones del ambiente.

Pero además, la oportunidad de sacar fotos a diario permite al fotógrafo amateur realizar el entrenamiento necesario para manipular cada día mejor su máquina y lograr obtener las mejores fotos.

En esta época el concepto de perfección de la imagen ha variado y se acerca más a como es la vida, sin puestas en escena ni maquillajes, ni poses aprendidas; porque más que nada lo que se quiere capturar es el momento único que tal vez no se vuelva a repetir nunca, pero que se puede mantener para siempre plasmada en una foto.

Hoy, cualquiera puede sacar buenas fotos, de manera que todos son fotógrafos en potencia que incluso pueden convertirse en reporteros gráficos si tienen la oportunidad de presenciar un hecho destacado que puede ser de interés para el público.

La idea preconcebida de lo que se puede considerar una buena foto ha cambiado, porque actualmente, existe una nueva estética fotográfica con gran aceptación, distinta a partir de quienes se atreven a desafiar las reglas.

Ya no son los artistas reconocidos y de fama internacional los que imponen las normas sino seres anónimos que deciden apartarse de los códigos de la disciplina estética y logran desarrollar un modo de capturar imágenes distinto.

La fotografía es el arte que permite detener el tiempo y eternizar un instante, ese momento particular que cada uno elige porque de algún modo es el que ha marcado un hito en la propia historia, o simplemente cualquier circunstancia personal que hace recordar con nostalgia otros tiempos.

Malena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!