2016/10/15

El Ataque de Pánico - Psicología Malena Lede




Los ataques de pánico de pánico son muy frecuentes; casi todos hemos oído hablar de alguien que los padece porque son muchos los que los experimentan.

Se trata de una crisis de ansiedad que se manifiesta como una tremenda sensación de angustia acompañada de una serie de síntomas y de pensamientos apocalípticos, que dificultan el normal desempeño de las obligaciones diarias y disminuyen la calidad de vida.

Pueden provocar taquicardias y alterar el ritmo cardiaco, lo que hace que la persona se asuste y crea que se trata de un infarto, lo que lo obliga a concurrir a un cardiólogo.

Es un trastorno que deja a la persona confundida y atemorizada y llena de dudas sobre su condición.

Los síntomas suelen ser palpitaciones, aumento de la frecuencia cardiaca, sudoración, falta de aliento, ahogos, opresión en el pecho, náuseas, mareos, sentimientos de irrealidad, sensación de desequilibrio psíquico y de despersonalización, temor a perder el control  y a morir.

A veces, este fenómeno se produce una sola vez, pero pueden reiterarse varias veces y sus síntomas hacerse más graves.

Por lo general se trata de personas que han sufrido un trauma en algún momento temprano o reciente de sus vidas que por alguna razón se actualiza.

La mayoría de las personas no son conscientes de las experiencias que pueden haberles resultado traumáticas, por eso es necesario concurrir a un profesional especializado, que puede ser un psicólogo o un psiquiatra,  para que lo ayude a recordar.

Las personas más propensas a sufrir ataques de pánico, por lo general son ansiosas o están atravesando por una fuerte depresión lo que hace que cualquier sensación inusual interna o determinados estímulos externos sean interpretados con exagerada alarma.

Existen algunas técnicas que pueden ayudar a controlar estos estados y a evitar los síntomas físicos, como por ejemplo intentar relajarse y respirar lentamente para que no se produzca  hiperventilación que es generalmente lo que produce mayor angustia.

El ataque de pánico es un episodio de miedo irreal y exagerado que suele pasar sin dejar consecuencias, pero es un trastorno psiquiátrico que exige un tratamiento adecuado para evitar vivir con miedo a sufrir una crisis.

Una psicoterapia breve de objetivos limitados puede ser la solución más acertada para tratar esta afección, porque le permitirá al paciente llegar a conocer cuál es el conflicto emocional subyacente que le provoca este trastorno;  y lo sorprendente es que con unas pocas sesiones ya se pueden obtener resultados.

Las experiencias negativas que no han podido resolverse emocionalmente en el momento que ocurrieron son las que vuelven a la mente cada vez que se experimenta el riesgo de que sucesos similares se repitan.

Aunque no se trate de situaciones exactamente iguales, lo que se asemeja es el estado emocional que produjeron en ese momento, que es lo que desencadena el temor de volver a sentir lo mismo.

La mayoría de las personas, frente a circunstancias desfavorables graves, tienden a negar su estado de ánimo y a no expresar su sufrimiento de alguna manera, comprometiendo su estabilidad psíquica en el futuro.

La aceptación y el perdón es lo que nos permitirá transitar el resto del camino más libres,sin rencor ni resentimiento.


Malena Lede - Psicóloga




1 comentario:

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!